14/11/13 08:00Economía mundial

La recuperación de Francia se apaga, Alemania se ralentiza y Japón pierde impulso

La economía francesa se contrajo 0,1%, eliminando las señales de recuperación. A Alemania creció sólo un 0,3%. Y Japón bajó a la mitad su tasa de expansión anual.

Tamaño del texto

La recuperación económica de Francia se apagó en el tercer trimestre del año y el crecimiento de Alemania se ralentizó, poniendo de manifiesto lo que queda por delante para que la zona euro deje atrás años de crisis.

La economía francesa se contrajo en un 0,1 por ciento, eliminando las señales de recuperación del crecimiento robusto conseguido en el trimestre anterior. Se esperaba que creciera un 0,1 por ciento, y ahora se ha contraído en tres de los últimos cuatro trimestres.

Alemania, por su parte, creció un 0,3 por ciento, cuatro décimas menos que en el segundo trimestre, aunque la mayor economía de Europa está en mucha mejor forma, y el resultado fue similar al pronosticado.

Francia se está convirtiendo en un motivo de preocupación en el bloque de la moneda única. El Banco de Francia predice que la economía se expandirá en un 0,4 por ciento en el último trimestre del año, pero la opinión general es que las reformas laborales y de pensiones emprendidas por el Gobierno son demasiado tímidas.

Un reporte sobre la competitividad elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) conocido el día anterior advirtió de que se está quedando detrás respecto a otros socios del sur de Europa que han bajado sus costos laborales.

"Para reducir el retraso económico y el tiempo perdido, Francia necesita mantener las reformas estructurales", dijo el jefe de la OCDE, Ángel Gurría.

Será difícil que el Gobierno ignore el informe, puesto que fue encargado por el presidente Francois Hollande.

El crecimiento de Alemania se vio impulsado por la demanda interna. Las exportaciones flaquearon, en otra señal de la debilidad que afecta al resto de la zona euro.

"Los impulsos positivos llegaron exclusivamente de dentro de Alemania", dijo la oficina alemana de estadísticas.
La Comisión Europea pronosticó que la zona euro caerá un 0,4 por ciento para el conjunto del año y crecerá un modesto 1,1 por ciento en el 2014, con crecimientos en todos los socios problemáticos: España, Italia, Grecia y Portugal.

Sin embargo, con el desempleo por encima del 12 por ciento y uno de cada dos jóvenes sin trabajo en España y Grecia, hablar de recuperación aún parece lejano.

¿Y la periferia?
España informó el mes pasado que salió de la recesión en el tercer trimestre, aunque con crecimiento de sólo un 0,1 por ciento, acabando con una caída de su economía que se remontaba a principios del 2011.

Un funcionario italiano de alto rango dijo a Reuters esta semana que la tercera mayor economía de la zona euro se contrajo probablemente un 0,1 ó un 0,2 por ciento en el tercer trimestre, pero que volvería a crecer en el último del año, llegando a hasta un 0,5 por ciento y acabando con nueve trimestres de descensos.

Portugal sigue luchando con la austeridad como parte de su plan de rescate, pero a pesar de ello consiguió crecer un sorprendente 1,1 por ciento en el segundo trimestre. Además, a diferencia de otros socios, el desempleo también cayó.

Tanto España como Portugal han visto como sus calificaciones crediticias han subido a estables en los últimos días, mientras que Standard & Poor's rebajó la de Francia a AA desde AA+, aún bastante por encima de sus vecinos del sur pero reduciendo la brecha

En Asia
La economía de Japón se expandió a una tasa anualizada de 1,9% de julio a septiembre, la mitad del ritmo que registró el trimestre inmediato anterior, debido a que el crecimiento de las exportaciones y la demanda del consumidor se enfriaron, informaron autoridades.



El Gobierno dijo que según datos preliminares, la economía creció 0,5% en relación con el trimestre previo, una cifra menor al incremento anterior entre trimestres, que fue de 0,6%.

La recuperación japonesa parece estar perdiendo fuerza: la tasa anualizada de crecimiento fue de 3,8% de abril a junio, y de 4,3% en el primer trimestre del año.

El primer ministro Shinzo Abe azuzó la recuperación que comenzó a finales del año pasado con un ambicioso programa que incluía el relajamiento de la política monetaria y un aumento en el gasto público, pero las inversiones de la iniciativa privada y los ingresos personales no han subido, lo que genera inquietud sobre el panorama de crecimiento a largo plazo. Fuente: Reuters y AP

Tamaño del texto
comentarios
Tu comentario: