viernes 31
octubre de 2014
Cargando clima..
San Martín
Buscan a dos hombres que serían clientes de la pareja que prostituía a sus hijos
Lunes 14 de Octubre de 2013La causa está en manos de la fiscal Florencia Díaz Peralta. Una joven de 12 años confesó que era abusada por amigos de su padre. Y esto también lo sufrían sus seis hermanos.

Si bien el caso se hizo público en estos días, la oscura historia de una familia que prostituía a sus siete hijos en San Martín es investigada desde comienzos de este año, tras la denuncia de una vecina y la inmediata detención de los padres. Ahora, según trascendió, la Justicia busca a por lo menos, dos hombres quienes serían los clientes que pagaban por abusar de los niños.

La causa en manos de la fiscal Florencia Díaz Peralta comenzó este verano, luego de que la chica de 12 años le confesara a una vecina que era abusada por amigos de su padre. La mujer, entonces, la llevó al hospital Perrupato donde constataron las lesiones de la menor y luego realizó la denuncia policial.

Los padecimientos de la chica también los sufrían sus hermanos, de 13,11, 8, 5, 4 y 1 año, por lo que la fiscal ordenó la inmediata detención de sus padres.

Ambos permanecen alojados en la penitenciaría, ella en El Borbollón y él en Almafuerte. Ahora, la investigación se centra en los clientes del matrimonio, quienes a cambio de dinero abusaban de los siete chicos.

Según trascendió, por el momento serían al menos dos los hombres que son intensamente buscados por los pesquisas. Ambos cuentan con una orden de detención.

Tamaño del texto
Tu comentario:
Más de Policiales
Otro crimen, el último coletazo del recordado caso Emir Manzur
La muerte de Roberto De la Guarda Torres, fue la venganza tras el suicidio del testigo protegido del resonante hecho ocurrido en 2007.
Conmoción en San Juan por el crimen de una joven
La mujer fue hallada con dos balazos. Llevaba muerta un mes. Hay un detenido.
Un primo del jugador Claudio Morel Rodríguez, preso por homicidio
El sospechoso, que jugó al fútbol en Lanús, está acusado de matar a un colectivero.