02/10/13 17:30recomendaciones

Secadores y planchitas, cómo usarlos sin dañar el pelo

El exceso de calor, que afecta especialmente al pelo seco o teñido, que puede estropearse.

Tamaño del texto

Seductores rizos a lo Hollywood, suaves ondulaciones o pelo liso brillante: muchas mujeres sueñan con tener el cabello así. Pero si la naturaleza no ha bendecido a la mujer con el cabello deseado, es necesario echar mano del secador de pelo, el rizador eléctrico o la plancha. Sin embargo, si se usa un aparato equivocado, es posible que el resultado sea justamente lo contrario de un peinado de ensueño: los pelos pueden resecarse, quebrarse o incluso quemarse.

La causa es el exceso de calor, que afecta especialmente al pelo seco o teñido, que puede estropearse.”El pelo fino o químicamente tratado nunca debe exponerse a temperaturas de más de 170 grados”, advierte el maestro de peluqueros Jens Dagné, presidente de la asociación de peluqueros Intercoiffure.

Cuando se trata de aparatos para dar estilo al pelo, Dagné apuesta por la técnica de haces de iones y revestimientos especiales que protejan o cuiden el pelo. “Los secadores iónicos dan un brillo más bonito al pelo y reducen el tiempo de secado porque la cutícula se cierra más rápidamente”, explica Dagné. Los iones se acoplan al pelo neutralizándolo. De esta manera se reduce la carga estática.

Para el maestro de peluqueros Udo Walz, el factor decisivo en el modelado del cabello con un secador es la temperatura. El aparato debería tener varios niveles de calor. “De ninguna manera se debe secar el pelo con demasiado calor, a lo sumo a 85 grados”, recomienda Walz, propietario de varios salones en Berlín y Palma de Mallorca.

Franz Küveler, director artístico de la Federación Alemana de Peluquería, recomienda un secador con una potencia de al menos 1.200 vatios y que cuente con una fase fría. “El aire frío basta para secar el pelo”, explica. “El calor sólo se debe utilizar para el modulado”. Küveler aconseja también que se limpie con regularidad la rejilla del secador para impedir que el polvo obstruya esta pieza y que el aire del secador se caliente demasiado.

La plancha y el rizador deben tener un nivelador de temperatura para que la usuaria pueda ajustar el calor a la estructura de su pelo. Por ejemplo, el pelo rizado o rebelde soporta una temperatura de 170 a 220 grados. El pelo fino, permanente o teñido debe modelarse a una temperatura de sólo 160 a 170 grados, explica Dagné. Para las extensiones de pelo natural la temperatura debe estar entre 140 y 170 grados. El maestro de peluqueros recomienda que antes de usar una plancha o un rizador se consulte a un peluquero.

Las buenas planchas ya están listas para ser usadas en menos de 30 segundos, dice Jens Dagné. Además, indican cuándo se ha alcanzado la temperatura de servicio. “Un revestimiento de teflón es indispensable y las dos placas de la plancha deben ser de cerámica. Para Küveler, las placas deben tener un revestimiento de cerámica, mientras que Walz recomienda un revestimiento de turmalina para que el pelo no se encrespe.

Los rizadores eléctricos son la alternativa rápida y sencilla para el rulo del cabello. Son especialmente apropiados para principiantes que aún no tienen la experiencia para rizar bien el pelo. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con las puntas del cabello: “Hay que introducirlas exactamente en el rizador para que no se quiebre el pelo”, dice Dagné. Los clips y los pasadores ayudan a dividir el cabello. Küveler recomienda aquellos rizadores que tienen un cono en la punta que no se caliente. Con ellos se pueden separar algunas partes del cabello durante el modelado, al igual que cuando se usa un peine o un chip.

“Si uno cuida el pelo de la mejor forma posible, no hay ningún motivo para no utilizar con regularidad aparatos para el modelado del pelo”, asegura Jens Dagné. Aun así, los expertos recomiendan utilizar productos especiales para el arreglo del cabello. Udo Walz recomienda como cura la pulverización de queratina, que protege del calor al tiempo que vitaliza el pelo. Este producto hay que echarlo al cabello antes de modelarlo.

Quien tiene el pelo con puntas abiertas no debería utilizar inicialmente rizadores y planchas. Primero hay que reparar el cabello seco, porque de lo contrario se parte todavía más hasta que se quiebra. Dagné recomienda acudir al peluquero para que haga un diagnóstico y aconseje el uso de un líquido adecuado para las puntas del cabello, porque sólo un cabello sano sobrevive al modelado diario.

Fuente: Rouge

Tamaño del texto
comentarios
Monica
03-10-13 20:06
Excelentes recomendaciones y consejos los seguiré al pie de la letra, por fortuna tengo mi plancha Karmin G3 que es de cerámica y turmalina y trae su control de temperatura para ponerla en el nivel indicado según mi tipo de pelo y de esta manera no quemarlo, gracias por compartir la información. Un beso :-*
Tu comentario: