martes 31
marzo de 2015
Cargando clima..
caso ángeles rawson
Mangeri se declaró inocente y aseguró que la causa "está armada"
Viernes 23 de Agosto de 2013El principal acusado fue indagado por primera vez por el juez de la causa. Insitió en que fue "apretado" por policías y que "le plantaron el ADN".

El portero Jorge Mangeri, único imputado en la causa que investiga el asesinato de la joven Ángeles Rawson, declaró ante el juez Ríos y negó las acusaciones, diciendo que es una causa armada, y que sólo vio a Ángeles por la mañana temprano cuando salió al colegio.

Su abogado defensor, Miguel Ángel Pierri, habló a la salida de Tribunales y contó lo que dijo Mangeri, que no respondió preguntas, sino que declaró con un monólogo.

La indagatoria, según Pierri, fue una “declaración, dura, contundente, clara, y Mangeri no se quebró en ningún momento”.

También dijo que el portero “no tuvo ningún tipo de contacto con la víctima”, y que denunció que “le armaron la causa”, por lo que le pidió al juez ampliar la investigación.

“Contó qué hizo el lunes 10 desde que se levantó hasta que se fue a dormir”, dijo Pierri, y aclaró que no hizo falta que le hagan preguntar por todos los datos que aportó.

“Contó que la vio a Ángeles a primera hora, cuando se fue a la escuela, y luego no al vio más”, destacó el abogado de Mangeri.

Con relación a la prueba de ADN, que indicó que había rastros genéticos del portero en el cuerpo de la víctima, Pierri dijo que Mangeri “solicitó al juez defenderse de ese ADN que lo compromete”, realizando nuevos estudios.

Tamaño del texto
Tu comentario:
Más de Policiales
Una mujer fue descuartizada en su casa y detuvieron al esposo
Ambos serían pacientes de institutos de salud mental. Los restos de la víctima fueron ocultados en un horno.
Roban un camión cargado con cubiertas en Maipú
Cuatro ladrones armados se llevaron el vehículo de la empresa luego de amenazar al sereno del lugar.
La Policía intentaba atrapar a un ladrón, y para evitarlo, los vecinos soltaron un pitbull
Ocurrió en el barrio Tres Estrellas, cuando los vecinos quisieron evitar la aprehensión. El ladrón y el policía fueron mordidos.