08/06/12 07:45Lo que se verá de Mendoza

La otra cara: viven en extrema pobreza a pasos del hotel que alojará a presidentes

La Policía Federal los quiere echar por ser la piedra en el zapato del operativo de seguridad preparado para la Cumbre de Presidentes. Entrá a la nota y conocé la historia.

Tamaño del texto

 

El lujo y la escasez, la ostentación y el hambre, la abundancia y la pobreza, el oro y la basura, la comodidad y el hacinamiento. Todos estos adjetivos podrán contemplarse juntos entre el 26 y  el 28 de este mes cuando Mendoza sea sede de la Cumbre de presidentes sudamericanos donde el poder y la indigencia se encontrarán una vez más.

Es que a unos 30 metros del opulento hotel 5 estrellas donde en habitaciones “de oro” dormirán los presidentes del Mercosur hay una casa usurpada -de no más de 40 metros cuadrados- que viven 6 numerosas familias en condiciones de pobreza extrema pasando hambre y soportando el crudo invierno.

Las 37 personas, entre las que se contabilizan 15 niños que pasan sus días en una construcción abandonada, duermen en precarias piezas realizadas con madera y nylon, y no tienen servicio de gas, ni de luz, ni de agua, ni de nada. Pero no por eso se sienten menos que los presidentes y permanecer en esa casa abandonada -insertada en medio de la suntuosidad del hotel, la opulencia del Mendoza Plaza Shopping y la indiferencia de quienes pasan por el Acceso Este- parece ser su única opción.

“Hace cuatro años se instaló la primera familia en la construcción abandonada con el fin de llegar lo más temprano posible al otro día a la playa de estacionamiento del shopping para cuidar los autos. Con el tiempo más gente comenzó a necesitar un lugar donde vivir y este pequeño lugar se llenó de personas y de niños”, relató a SITIO ANDINO Clara, una madre soltera que vive con sus cuatro hijos en una improvisada pieza con una sola cama.

Si bien algunos padres cobran la asignación universal por hijo, ninguna de las familias que sobreviven allí tiene otro ingreso fijo y todos se ganan el pan del día cuidando autos o vendiendo café en la puerta del hotel, el shopping y el casino donde miles de mendocinos y turistas llegan diariamente.

Durante años este grupo de okupas pareció ser invisible para todos los gobiernos, en las últimas semanas la relativa tranquilidad con la que viven las familias quedó interrumpida por los operativos de seguridad que comenzaron a realizarse de cara a la Cumbre presidencial.

Es que, como ya es conocido, las autoridades de Seguridad están recorriendo los alrededores del Hotel Intercontinental censando a los vecinos. No obstante, el trato para con las familias usurpadoras fue mucho más allá de las preguntas de rutina que se realizó a los otros habitantes de la zona.

“Vino gente de la Policía Federal y de Cancillería de la Nación, nos dijeron de forma prepotente y violenta que no podíamos estar acá, que nos mandemos a mudar a la brevedad o nos iban a meter a todos presos”, informó Graciela, otra de las ancianas que habita entre el Hotel y el Acceso Este.

Si bien en un primer momento la visita de las autoridades fue poco cordial, horas después los efectivos volvieron y esta vez les ofrecieron a los okupas marcharse de la obra en construcción a cambio de un lugar para vivir en Corralitos (Guaymallén). No obstante, esta propuesta también fue rechazada.

Es que según comentan los vecinos, la oferta fue ir a vivir todas las familias juntas a una habitación pequeña ubicada en la iglesia de ese distrito por un lapso de 6 meses, para luego poder ser adjudicatarios de un terreno en el asentamiento Evelyn, cercano al lugar.

“En primer lugar todos tenemos trabajo acá, vivimos de lo poco que la gente que viene a gastar miles de pesos nos puede brindar y realmente no estamos en condiciones de irnos al campo a cosechar ajo y cebolla, no nos alcanzaría para vivir. Además, los chicos que asisten a la escuela van acá cerca y tendrían que abandonar el colegio si nos vamos. Como si esto fuera poco te aseguro que nadie de las personas que vive acá tiene sueldos ni dólares ahorrados como para construir una casa, si nos dan un terreno tenemos que vivir bajo las estrellas”, repite, entre lágrimas, Clara.

Ante la negativa de las familias a marchase, los efectivos de la Policía Federal -vestidos de civil-  ingresaron a cada una de las piezas revolviendo todo en busca de pruebas que pudieran dar indicios sobre posibles problemas para los presidentes. A pesar de no haber encontrado nada fuera de lugar, las autoridades nacionales prometieron volver y tomar represalias contra la gente.

Así, este grupo de mendocinos indigentes se ha transformado para las autoridades no sólo en una gran piedra en el zapato en el operativo de seguridad, sino también en una vidriera que muestra una Mendoza y una Argentina que quizá no es la que buscan que el mundo vea, pero existe.

La verdad, a nosotros nos importa muy poco que vengan los presidentes, nosotros vivimos acá como podemos y no queremos que nos saquen por una reunión de personas que tienen el poder necesario para ayudarnos, pero no lo hacen. No queremos que nos molesten más, si no nos van a dar casas que entiendan que este lugar es el único en el que nosotros y nuestros hijos podemos estar para no morirnos de frío y hambre. Además nos gustaría que Cristina Kirchner nos vea, no que nos esconda”, finalizó otra de las mujeres con las que este medio pudo dialogar.

De esta forma, la cumbre de los presidentes sudamericanos igualmente se realizará entre lujos, ostentación y cientos de medios de comunicación que se desvivirán por conseguir la palabra de los mandatarios. No obstante, las personas más influyentes de este lado de América no podrán quedarse en su nube de cristal (o de oro, tal vez) y, aunque sea de reojo, deberán mirar también la otra cara de la moneda, la de las personas que más los necesitan y por las cuales deberían pregonar.

  

 

 

 

Tamaño del texto
comentarios
jorge blarrina
16-06-12 10:27
ES MUY LAMENTABLE QUE ESTO PASE EN UN PAIS CON TANTOS RECURSOS PERO TAMPOCO ESTA BIEN PERMITIR QUE LA GENTE USURPE TIERRAS O CASAS QUE ALGUIEN LOGRO CON ESFUERZO, LOS DERECHOS DEBEN SER PARA TODAS LAS PERSONAS POR IGUAL. LO PRIMERO QUE NECESITAMOS ES EDUCACION Y SEGURIDAD PARA TENER UNA SOCIEDAD MAS JUSTA.
ASI ALGUN DIA SEREMOS " un pais con buena gente" .
Cristian
08-06-12 15:57
La cara de esos niños con el primer frío del día Miércoles me dicen muchas cosas. Pensar que los padres tienen o no conciencia de la salud y bienestar de sus hijos, que no existe un plan eficiente por parte del gobierno para reintegrar a los indigentes (familias enteras) en nuestra sociedad. Una lástima lo que muestra esta nota.
rcalde
08-06-12 15:17
Estos gobiernos fabrican pobres y reprimen la pobreza
Andrés
08-06-12 10:30
Es la otra cara de la moneda, donde estan los Derechos Humanos para estas personas, existen o solo son para los que estan presos.
Tu comentario: