lunes 31
agosto de 2015
Cargando clima..
Hecha la ley, hecha la trampa
Pese a la prohibición del rubro 59, en Mendoza se “esconden” los avisos sexuales
Jueves 4 de Agosto de 2011A pesar de la ley que lo prohíbe, los anuncios de oferta sexual en la provincia continúan apareciendo en los clasificados mezclados en otras secciones con nombres distintos a los que se usaban anteriormente. 
Tal como lo denunció SITIO ANDINO a pocas horas de presentado el decreto presidencial que prohíbe la publicación de avisos de oferta sexual, en Mendoza continúan apareciendo anuncios de este tipo a uno de los diarios de mayor tirada de la provincia.

Se trata del diario UNO en su sección de Clasificados que, pese a la prohibición, continúa publicando una gran cantidad de anuncios de alto contenido sexual.

Aunque desapareció el apartado “saunas”, donde anteriormente estaban ubicados todos los avisos de este tipo, ahora el diario “maquilló” las publicaciones en distintas secciones que consiguen hacer pasar desapercibida la oferta sexual.

Dentro de la sección de venta de servicios, pueden encontrarse apartados como “Varios”, “Para hombre y mujer” y “Varios para la salud” donde pueden encontrarse anuncios sexuales.

A pesar de que desapareció el rubro específico de anuncios sexuales, el periódico continúa aceptando publicar avisos de ofertas sexuales, situación que le brinda a los empresarios ganancias millonarias por año.

Tamaño del texto
Comentarios
jorge
22-05-12 02:22
yo creo que hay que dejar que las personas se ganen la vida como quieran o puedan.
Tu comentario:
Más de Sociedad
Papá de Guadalupe: "Estamos esperando que no empeore y que salga de esto"
La pequeña atraviesa horas claves en el Notti. La denuncia penal avanza y las médicas no aparecen. Conocé el último parte médico.
El sexting mejora la vida sexual de la pareja
Este fenómeno que está ascendiendo en popularidad incluso entre las redes sociales tiene una vertiente positiva en la intimidad de la pareja.
Cinco comidas para evitar antes de tener relaciones
No te quedes con las ganas de una noche espectacular sólo porque algo que comiste causó una reacción indeseada.